Uttar Pradesh entra en la era digital

Fotografías de Bhamati Sivapalan

Nirantar es un centro que se ocupa de asuntos relativos al género y la educación. Durante los últimos 25 años, Nirantar ha trabajado junto a más de 200 organizaciones en 14 estados de India con el fin de capacitar a niñas y mujeres de comunidades marginadas para que comprendan y afronten mejor su realidad. Entre los destinatarios se incluyen miembros de las comunidades tribales y dalit a las que históricamente se les ha denegado el acceso a las fuentes de conocimiento y a la educación de carácter formal. 

Como respuesta frente a los cambios en las maneras de leer y escribir que ha traído consigo el uso de los medios digitales, ahora el centro está incorporando los conocimientos digitales a su labor de alfabetización, y ha puesto en marcha el programa de Alfabetización Digital Aplicada (AppDiL). Este programa está creando oportunidades de empoderamiento para las mujeres al permitirles adquirir aptitudes digitales, como también de lectura y escritura. La Alfabetización Digital Aplicada les ayuda a las niñas y a las mujeres a relacionarse de manera crítica con las estructuras de poder, y a hacer oír su voz para lograr ejercer sus derechos y prerrogativas. 

 En una labor conjunta con Gram Vikas Sewa Sansthan (GVSS) y Tata Trusts, el programa actualmente está beneficiando a 900 mujeres analfabetas de zonas rurales en la región septentrional de la India. Ellas son miembros de una cooperativa lechera donde la totalidad de la información y de las herramientas han sido digitalizadas, pero no podían acceder a esa información ni supervisar sus ventas y recaudaciones. Gracias a la AppDil, ahora no solo pueden realizar una comprobación cruzada y un seguimiento de sus ventas y recaudaciones, sino que además están en condiciones de derribar los prejuicios sobre lo que las mujeres son capaces de hacer y lograr. 

La AppDil está siendo implementada sobre el terreno por 30 instructoras. Ellas trabajan diariamente con las mujeres durante cuatro a cinco horas, movilizando y administrando los centros de alfabetización en sus aldeas. Estas instructoras provienen del mismo ambiente socioeconómico y cultural que las alumnas, y cuentan con algún historial de educación formal. Es así como las propias instructoras deben seguir rigurosos programas de formación y desarrollo de aptitudes —incluida la capacitación en tecnologías digitales— si desean transformarse en educadoras de adultos para mujeres de zonas rurales. 

En su reportaje fotográfico, la cineasta y fotógrafa Bhamati Sivapalan nos invita a observar de cerca uno de estos cursos de formación de docentes que fue impartido en mayo de 2019.