Kas M. J. Cascant i Sempere

 

Afrontar los desafíos que impone la brecha de evidencias en materia de alfabetización: Marco de Evaluación Internacional del Enfoque
Reflect

 

Reflect y la necesidad de evaluación

Reflect es un enfoque aplicado al aprendizaje de adultos, cuyo objetivo es relacionar la alfabetización con el empoderamiento y la realización de los derechos. El enfoque Reflect obtuvo 4 Premios de Alfabetización de la ONU en 2003, 2005, 2007 y 2008, y actualmente es empleado por unas 500 organizaciones en cerca de 70 países. La enorme diversidad de contextos del enfoque ha planteado la necesidad de sistematizar las tareas de evaluación. Existe, asimismo, la intención estratégica de utilizar por primera vez la evaluación participativa en el ámbito de la educación de adultos.

Evaluación de la alfabetización en el enfoque Reflect

Taller en Ciudad del Cabo, 2007, Fuente: Cascant i Sempere

En respuesta a lo anterior, practicantes del enfoque Reflect a nivel internacional han colaborado en el desarrollo de un nuevo marco de evaluación. Para dar inicio al proceso, ActionAid elaboró un marco de evaluación tentativo que fue sometido a prueba en Sudáfrica en mayo de 2007. En octubre de ese mismo año, se llevó a cabo un taller de investigación con alumnos del Reino Unido para realizar una evaluación crítica del marco inicial. A ello siguió un taller de una semana de duración patrocinado conjuntamente por DVV International, ActionAid y la Red Sudafricana de Reflect (South Africa Reflect Network – SARN) en Ciudad del Cabo en noviembre de 2007, donde 39 practicantes de Reflect pro- venientes de 20 países se reunieron para familiarizarse con el marco inicial y someterlo a un análisis crítico. En abril de 2008, la SARN se encargó de gestionar la iniciativa y designó a un Coordinador del Marco de Evaluación del Reflect.

Como parte de este proceso gradual, durante seis semanas —entre junio y julio de 2008— 88 practicantes del Reflect provenientes de 42 países se reunieron en una red en línea e intercambiaron opiniones en cuatro idiomas (inglés, francés, portugués y español) con el fin de debatir sobre la evaluación del Reflect y aportar ideas. Más tarde, se hicieron llegar versiones resumidas en inglés, francés y español del diálogo en línea a los profesionales del Reflect que no habían podido participar.

Diversos análisis de las evaluaciones del Reflect aplicadas en 2008, además de dos revisiones de anteriores evaluaciones del Reflect llevadas a cabo por Riddell (2001) y por Duffy & Fransman (2008) a nombre de ActionAid, también sirvieron como referencia para el mencionado marco. Una «edición cero» del marco (para ser sometida a prueba y compartida en CONFINTEA VI) es el resultado más reciente de este proceso de dos años de colaboración.

Evaluación de la alfabetización en el enfoque Reflect: el marco

Resumen de 16 evaluaciones de Reflect, 2008

El marco proporciona una amplia variedad de herramientas para el diseño y desarrollo de una evaluación, la cual puede cumplir una función sumativa (evaluación del programa), formativa (servir como referencia para mejores prácticas) y pedagógica (puesto que las actividades de alfabetización y de comunicación suelen desarrollarse por medio del proceso mismo de participación en la evaluación). El marco también se arraiga en los principios de la participación, los que sugieren que el hecho de involucrarse de manera significativa y democrática en una evaluación fortalecería entre los participantes un senti-do de pertenencia respecto de los programas, fomentándose así la sostenibilidad y la transparencia. Los individuos pueden reflexionar sobre su propia experiencia de aprendizaje al mismo tiempo que el círculo en su conjunto reflexiona sobre la experiencia de aprendizaje colectiva. En este sentido, las expectativas de los participantes son tan importantes como los objetivos de los ejecutores con respecto al programa y las metas sociales más amplias de las organizaciones de la sociedad civil, de los gobiernos y de los donantes, todo lo cual debe ser tomado en consideración por la evaluación.                                                                                  

Luego de explicar en detalle los conceptos de alfabetización y evaluación, y de esbozar los principios en los cuales se basa, el marco adopta luego la forma de un grupo de herramientas organizado en 16 secciones con 80 componentes:

  1. Planificación de su evaluación
  2. Datos y métodos básicos
  3. Niveles de alfabetización
  4. Prácticas de alfabetización para producir cambios
  5. Ambiente de alfabetización
  6. Organizaciones de apoyo
  7. Financiación y sostenibilidad
  8. Círculos y miembros de círculos
  9. Los facilitadores y la labor que realizan
  10. Capacitadores, capacitación y apoyo
  11. Aprendizaje y materiales
  12. Elaboración de su informe de evaluación
  13. Trabajo en red y comunicación
  14. Documentación y actividades de promoción

En lo esencial, el marco no está destinado a servir como anteproyecto, sino más bien como un grupo de orientaciones y sugerencias que deben ser adaptadas a un contexto en particular. Se ha planificado la realización de un taller en una fecha posterior de este año, el cual permitirá someter a prueba el marco de evaluación en tres países.

El marco de evaluación como buena práctica: el proceso

 

Discusión en el Internet sobre la evaluación de Reflect, 2008

El proceso de crear un marco de evaluación puede considerarse una buena práctica por lo siguiente:

  • Las herramientas han sido recopiladas a nivel mundial y a partir de la experiencia en terreno en muchos países que trabajan con Reflect
  • La participación en el proceso de creación ha incluido:
    – Un taller en Londres con estudiantes de doctorado
    – Un taller en Ciudad del Cabo con 39 practicantes de Asia y África
    – Un debate en línea en 4 idiomas en el que participaron 42 países, 88 personas, y 4 continentes
    – La integración de anteriores revisiones y evaluaciones del Reflect

 

El marco de evaluación como buena práctica: el contenido

En este mismo sentido, el contenido del marco puede considerarse una buena práctica por lo siguiente:

  • Su preocupación por la alfabetización como pilar de la educación y su utili-dad para otras organizaciones.
  • Su nuevo concepto de alfabetización, a saber:
    – Más que el mero material escrito (evaluación del alfabetismo oral, del alfabetismo visual, etc.).
    – Más que sólo «habilidades» (ver el capítulo 5 del marco relativo a la alfabetización para el empoderamiento y el cambio).
    – Más que sólo un aspecto individual (véase en particular el capítulo 6 del marco para el ambiente de alfabetización).
  • Su desafío de mantener el espíritu del enfoque Reflect en el contexto de la evaluación, por ejemplo, recurriendo a herramientas visuales de evaluación, al poder de evaluación, a la evaluación de la creación de materiales (no cartillas de lectura elemental), además de su accesibilidad (fácil de usar, en cuatro idiomas, etc.).
  • Sus empeño en aplicar por primera vez el desarrollo y la coordinación a nivel internacional de la evaluación participativa: a fin de que las personas actúen como sus propios evaluadores al mismo tiempo que los evaluadores externos (encontrar un equilibrio) y aprenden de esa experiencia.
  • Su integración del género y la edad (jóvenes y adultos), concretamente en los capítulos sobre datos (3), sobre poder (5 y 6) y sobre grupos, facilitadores y capacitadores (10, 11 y 12).
  • Sus esfuerzos por coordinarse con otras iniciativas actuales en materia de educación de adultos. En ese sentido, la necesidad de evaluar la alfabetización y de reforzar la alfabetización para el empoderamiento está en sintonía con las siguientes iniciativas de la UNESCO: el Programa de Evaluación y de Seguimiento de la Alfabetización (Literacy Assessment & Monitoring Project – LAMP) y la Iniciativa de Alfabetización para el Empoderamiento (Literacy Initiative for Empowerment – LIFE). A este respecto, la herramienta 18 del capítulo 4 se basa por completo en el LAMP y el capítulo 5 en la alfabetización para el empoderamiento.

 

¿Por qué el Marco de Evaluación del Enfoque Reflect es un instrumento innovador?

El Marco de Evaluación del Enfoque Reflect puede considerarse innovador por lo siguiente:

 

Taller en Ciudad del Cabo, 2007, Fuente: Cascant i Sempere

1. Representa un esfuerzo pionero por trabajar en cuatro idiomas de manera simultánea, en lugar de comunicarse primero en inglés y luego traducir a otros idiomas para que los participantes que no hablan inglés puedan hacer comentarios. Esto ha permitido, por ejemplo, que los países africanos anglófonos, francófonos y lusófonos trabajen conjuntamente en las mismas iniciativas, además de los representantes de países de África, Europa, América Latina y Asia, todos de manera simultánea. 

Pedro Gomes, Guinea-Bissau

2. Representa un esfuerzo pionero por mantener unida a una comunidad de alfabetización internacional (CIRAC), con un centro de recursos en línea y un flujo constante de información, además del objetivo de vincularse con otras redes, tales como la Plataforma para África, el Consejo Internacional de Educación de Adultos (ICAE), etc.

Mahamane Boury, Mali Lylian Mendoza, Perú

¿Y qué viene ahora?

Los siguientes pasos del proyecto del marco de evaluación son:

  1. Divulgación, principalmente por medio de un taller incluido en el programa oficial de la CONFINTEA VI que tendrá lugar en diciembre de 2009.
  2. Capacitación sobre el marco de evaluación.
  3. Puesta a prueba y perfeccionamiento del marco.

Actualmente, la asociación está recabando más fondos para lograr estos tres objetivos.

Recomendaciones sobre financiación para evaluación de la educación de adultos

 

Herramienta: el Pescado, África del Sur, Fuente: SARN

 

Recomendación 1: Promover y financiar una cultura de evaluación del aprendizaje al interior de organizaciones dedicadas a la educación y alfabetización de jóvenes y adultos. Los siguientes aspectos son particularmente importantes: la correcta recopilación de datos básicos al inicio de los programas y el intercambio de resultados y lecciones aprendidas en los procesos de evaluación una vez que han finalizado. Esto implica la entrega de resultados por parte de los consultores externos.

Recomendación 2: Fomentar programas que se esfuercen por ir más allá de una mera evaluación externa determinada por los donantes como único método de revisión, y que incorporen una modalidad de evaluación mixta o múltiple, incluyendo otros métodos tales como evaluaciones entre compañeros, evaluaciones continuas, evaluaciones internas y autoevaluaciones.

Recomendación 3: Promover las investigaciones innovadoras sobre métodos de evaluación novedosos, mejorados, o sobre ambos, adaptados a la alfabetización y a la educación de adultos. Estos métodos pueden variar entre la evaluación de niveles de alfabetización a modo de un continuo (en lugar de una barrera que hay que cruzar), o una evaluación más eficaz de conceptos como el ambiente de alfabetización o del aspecto de la alfabetización y la educación referido al empoderamiento.

Evaluación de Reflect en El Salvador, 2008

Las recomendaciones anteriores son fundamentales, pues no se trata de financiar más programas de alfabetización y de educación, independientemente de sus características, sino más bien de financiar aquellos programas específicos que repercuten evidentemente en el desarrollo, y aquellas entidades dispuestas a aprender de su actuación en el pasado, a desarrollar un sentido de pertenencia respecto de su proceso de evaluación, y que emplean las evaluaciones como un método de alfabetización y educación en sí mismo.

Ediciones

Búsqueda de artículos

Pueden buscar artículos en nuestro índice de artículos (ordenado por autor, tema, año, región y país). También ofrece una opción de búsqueda por texto completo.

Más artículos

Lea la edición completa

Suscríbanse

La revista Educación de Adultos y Desarrollo se distribuye de manera gratuita en inglés, francés y español. Si desean recibirla, sírvanse suscribirse aquí.