Grupo de Trabajo de Mujeres (WWG) sobre Financiación para el Desarrollo (FfD)1

 

Conferencia de las Naciones Unidas en New York Es hora de actuar: las mujeres no pueden esperar

 

Un llamado para que las respuestas a la crisis global económica y financiera se basen en los derechos

 

Junio, 2009

Nosotras, el Grupo de Trabajo de Mujeres sobre Financiación para el Desarrollo estamos profundamente preocupadas porque la versión preliminar/borrador del documento final de la Conferencia de Naciones Unidas sobre la Crisis Global Económica y Financiera y sus Impactos sobre el Desarrollo siguen apoyando las políticas que han fracasado así como un sistema de gobernanza defectuoso, que son responsables de las actuales crisis. Queremos destacar que la crisis económica y financiera acentúa los desastrosos impactos de la crisis alimentaria, energética y climática que han aumentado la pobreza y desnutrición de personas, en todo el mundo, a más de mil millones, de los cuales la mayoría son mujeres y niños. Reconocemos el rol fundamental que tiene Naciones Unidas para abordar los impactos de estas múltiples crisis y la vital necesidad de fortalecer la capacidad de Naciones Unidas para que pueda cumplir con su mandato de desarrollo. Exhortamos a los gobiernos a no perder la oportunidad que ofrece esta conferencia de construir un consenso global en torno a un sistema de gobernanza económica multilateral que sea justo, inclusivo, con equidad de género, basado en derechos y a favor del desarrollo.

Exhortamos a los estados miembro a que aseguren que el resultado de la conferencia no sea más de lo mismo y que brinde recursos suficientes y mecanismos efectivos de seguimiento. Nos preocupa que el G20 está teniendo un rol destacado que debilita el rol de las Naciones Unidas como foro legítimo para la resolución de esta crisis. Sólo a través de un enfoque más inclusivo, se podrán encontrar soluciones más allá de la doble moral, la perpetuación del riesgo moral, la distribución desigual de los recursos y la carga desproporcionada sobre las personas más vulnerables. Las mujeres y los otros grupos sociales afectados por la crisis son esenciales para obtener una respuesta que se encuentre en armonía con los estándares y compromisos internacionales con la igualdad de género, los derechos de las mujeres, los derechos humanos y el empoderamiento. Tales respuestas requieren las siguientes acciones:

I. Reposicionar el rol de liderazgo de las Naciones Unidas en una nueva arquitectura global de desarrollo, económica y financiera que integra totalmente la igualdad de género y los derechos de las mujeres

  1. Fortalecer la autoridad de las Naciones Unidas para liderar las reformas financieras y económicas a favor del desarrollo y basadas en derechos, que sean necesarias, en particular, en respuesta a los temas de la política macroeconómica global incluyendo su dimensión social y ecológica.
  2. Asegurar que el proceso de reforma de Naciones Unidas no debilite la capacidad de los Programas y Fondos de Naciones Unidas y de las agencias de Naciones Unidas para cumplir con sus respectivos mandatos en el avance de la igualdad de género y el desarrollo y proteger los logros obtenidos en el área del desarrollo, amenazados por la actual crisis económica.
  3. Asegurar recomendaciones concretas sobre los nuevos acuerdos estructurales y fundacionales sobre el desarrollo global, la gobernanza económica y financiera que integren por completo la igualdad de género y los derechos humanos de las mujeres en base a objetivos acordados a nivel internacional, inclusive la Plataforma de Acción de Beijing, la Convención sobre la Eliminación de todas Formas de Discriminación contra las Mujeres (CEDAW, por sus siglas en inglés) y las Convenciones de la Organización Internacional del Trabajo.
  4. Establecer mecanismos para asegurar la cooperación y el seguimiento de las acciones y recomendaciones sustanciales de la Conferencia de Naciones Unidas a través de los grupos de trabajo sobre los Recursos para el Estímulo Económico Global, las Reformas de la Arquitectura y el Sistema Financiero Internacional, y sobre los Sistemas Globales y Regionales de Reserva.
  5. Desarrollar un paquete de estímulo económico global para el crecimiento económico, crear empleo productivo y trabajo decente para salvaguardar los beneficios económicos, la protección social, la seguridad alimentaria y el de sarrollo humano. Cualquier recurso adicional, canalizado a través del Marco y Fondo de Vulnerabilidad propuesto por el Banco Mundial y el FMI, debe estar sujeto a las reformas necesarias de estas instituciones. Los recursos financieros deberían ser suficientes para los países en vías de desarrollo, sin condicionalidades, y no deberían tener como resultado un mayor endeudamiento.

II. Reforma inmediata de la arquitectura financiera global para manejar en forma efectiva la escasez de liquidez y los desequilibrios en materia de pagos y asegurar que las respuestas en términos de políticas no pasen la carga del ajuste a la economía del cuidado.

  1. Establecer un Consejo de Coordinación Económica Global de Naciones Unidas que sea transparente, que rinda cuentas y que tenga una representación plena e igualitaria de los países en vías de desarrollo y la participación de organizaciones de la sociedad civil y por los derechos de las mujeres.
  2. Asegurar que los países desarrollados cumplan con el compromiso de aumentar la cantidad y calidad de la Ayuda Oficial para el Desarrollo, inclusive abordando los efectos negativos de la crisis en los países en vías de desarrollo, en particular, en lo que refiere a la igualdad de género y al empoderamiento de las mujeres. La ayuda oficial para el desarrollo tradicional y el nuevo financiamiento no deben imponer ninguna condicionalidad, inclusive en base al género, medio ambiente y los derechos humanos.

    http://www.womensnet.org.za

    http://www.womensnet.org.za


  3. Aplicar medidas y procesos internacionales, regionales y nacionales que respeten el espacio de las políticas nacionales, que aseguren el principio del Tratamiento Especial y Diferencial y que sean consistentes con los estándares y compromisos acordados a nivel internacional, inclusive aquellos referidos a los derechos de las mujeres y la igualdad de género. Las políticas y los acuerdos comerciales deben alejar a los países de los desequilibrios y las brechas entre el régimen de la Organización Mundial para el Desarrollo (OMC), y la fracasada Ronda de Doha. Eliminar las cláusulas obligatorias del Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios (AGCS) y los Tratados de Libre Comercio (TLCs) sobre la liberalización del comercio en los servicios financieros. Fortalecer la capacidad de los países en vías de desarrollo de utilizar una mezcla de herramientas de comercio y de políticas de inversión necesarias para que puedan mitigar el impacto de la crisis financiera global en sus economías reales. Los países industrializados no deben utilizar los paquetes de estímulos para subsidios y adquisiciones que acentúan las asimetrías en el sistema de comercio global.
  4. Cancelar la detestable e ilegítima deuda de los países en vías de desarrollo y crear en forma inmediata un marco legal vinculante para un proceso de auditoria de deuda que sea transparente y ordenado y mecanismos de acuerdo con la participación de los gobiernos deudores y organizaciones de la sociedad civil y por los derechos de las mujeres.

    Raquel de Guzman Castillo
    Raquel de Guzman Castillo Fuente: Barbara Frommann

 

Notas

1 El Grupo de Trabajo de Mujeres sobre Financiación para le Desarrollo es coordinado por Alternativas de Desarrollo con Mujeres para una Nueva Era (DAWN) e incluye a las siguientes redes/organizaciones: African Women's Development and Communication Network (FEMNET), Arab NGO Network for Development (ANND), Association for Women’s Rights in Development (AWID), Feminist Task Force-Global Call to Action against Poverty (FTF-GCAP), Global Policy Forum (GPF), International Council for Adult Education (ICAE), International Gender and Trade Network (IGTN), International Trade Union Confederation (ITUC), Network for Women's Rights in Ghana (NETRIGHT), Red de Educacion Popular entre Mujeres para America Latina y el Caribe (REPEM), Third World Network-Africa (TWN-Africa), Women’s Environment and Development Organization (WEDO) and Women in Development-Europe (WIDE)